Los olvidados: productores de queso y chacinados en tiempos de cuarentena

/, PORTADA, TURISMO RURAL/Los olvidados: productores de queso y chacinados en tiempos de cuarentena

Los olvidados: productores de queso y chacinados en tiempos de cuarentena

Por Leandro Vesco

“No estamos pagando servicios, ni se cubren los cheques, necesitamos medidas para el sector”, determina Gerardo Bras, a cargo del tambo El Balcón del Arroyo, que centra su producción en quesos artesanales en el límite de Saavedra y Tornquist, pero gran parte de su entrada se basa en el turismo que llega hasta el tambo para ver la elaboración, y poder degustarlo y comprarlo allí. “Los créditos que anuncian, no están, no hay nada”, afirma Bras. Desde la gobernación de la provincia no hubo ni un llamado ni acercamiento. Tamberos y productores de chacinados viven la cuarentena  sin estar dentro de las medidas de un gobierno que se ve cada vez más lejos.

“Los primeros días no nos entró un peso, pero decidimos comenzar a hacer entregas por delivery”, sostiene Bras. La clave para la reinvención en esta etapa fue la autogestión y la necesidad de salir a capitalizar el stock que quedó pre cuarentena. El Balcón del Arroyo, como gran parte de los emprendimientos de este tipo es familiar, y por lo general se manejan con hasta cinco empleados. La caída de venta afecta al corazón de la comunidad rural. “La salida no es fácil, pero necesitamos ayuda del Estado, o de los bancos. El delivery nos ayuda a pagar sueldos y gastos de combustible”, acuerda Bras. La salida que encontraron comienza en enviar por whatsapp las promociones y precios (ver al pie de la nota) de combos a sus clientes. “Estamos limitados a Saavedra Pigué y Tornquist, tenemos pedidos de Bahía Blanca, pero es muy difícil entrar a la ciudad”, asegura el tambero.

La venta por delivery es la rendija por donde se deja ver una pequeña luz. “Nos está yendo bien, pero estamos vendiendo el 50% de lo que vendíamos antes de la cuarentena”, sintetiza Bras. El Balcón del Arroyo es un tambo modelo, educativo y orientado al turismo. Sus quesos son muy apreciados en la zona serrana. “Cuando pase todo esto, debería haber otro modelo económico, las hábitos de venta y compra, han cambiado”, concluye.

La región de Saavedra Pigué a nivel productivo y comercial sufre la pandemia como pocas. El turismo rural es una de las fuentes de ingreso más importantes para los pequeños productores, como El Balcón del Arroyo o el Puesto El 17, que se han posicionado como referentes a la hora de dar un servicio gastronómico. Ambos además de producir quesos o chacinados, tienen un espacio donde ofrecen sus productos. Comedores de campo.

En Tandil, una de las plazas turísticas más importantes y buscadas de la provincia de Buenos Aires, sucede algo similar que en el sudoeste. La base de la propuesta tandilense son las sierras y los productos del territorio, queso y chacinados. “Está todo frenado, muchos tambos están cerrando porque no hay canales de venta”, afirma Romina Somi de Almacén Cuatro Esquinas. Junto a su esposo, Fabian Bugna, tienen uno de los grandes tambos artesanales de queso de oveja y vaca. “Al estar cortadas las rutas, no hay nadie transitando, no valía la pena tener abierto” La solución también la vieron por el lado de hacer delivery. Conocedores de la realidad tambera, la pandemia los dejó descolocados. “El problema es económico, será necesario una línea de créditos flexibles para poder afrontar todas las deudas que afronta el sector”,  afirma Fabián. La mayor parte de su producción se vende en restaurantes y en ferias, por el turismo que visita al almacén, sobre la ruta 74, y fuera de Tandil. Todo esto está parado. “La gente se ha quedado sin dinero y ya no compra”, formula Fabián para desentrañar el laberinto de incertidumbre económica que crece con la cuarentena. “Para poder subsistir, encontramos la solución en los deliverys”, acuerda Romina. Los quesos del tambo “Cuatro Esquinas” sobresalen por la calidad y una identidad propia. “Comenzamos esta semana y nos está yendo bien”, afirma Fabián, esperanzado.

Algunos productores de Tandil crearon además una plataforma virtual, DeFabryca (https://form.jotform.com/200793554077662) pero que no incluye a todos. Aunque es una alternativa para aquellos que están acostumbrados, la mayoría en Tandil, a comer quesos y salames.

“La venta marcha lento, pero marcha. Si todo sigue bien, en una semana quizás ya estemos produciendo de nuevo”, confirma Victoria Joosten, de Posta Pampa, un emprendimiento que hacen con su esposo que se centra en la producción artesanal de factura de cerdo y chacinados rescatando las recetas de los inmigrantes. “Nosotros teníamos un sistema de distribución a comercios armado y funcionando ya hacen  casi 3 años. Pero nuestro fuerte eran los comercios   de venta a turistas. Con la cuarentena eso fue lo primero que se paró”, acuerda Joosten. “Ante eso, decidimos reestructurar el sistema de ventas, y hacemos solo un día a la semana la venta a comercios, mayormente a los negocios de barrio y dietética. Y dos días a la semana (lunes y viernes) ofrecemos combos de productos que llevamos hasta la puerta de la casa de los clientes”, sostiene. La venta puerta a puerta es una solución que crece de a poco. En Posta Pampa dejaron de producir, pero en estos días comenzarán a hacerlo nuevamente. La fábrica la tienen sobre la ruta 30, a pocos kilómetros del ejido urbano de Tandil, además de sus productos ofrecen de emprendedores de la zona. “Al personal de producción lo pusimos a hacer tareas de mantenimiento y de acondicionamiento del salón de ventas, y almacén, y nos están ayudando con algunas reformas”, describe. “Esta semana, con el stock de carne fresca que teníamos hicimos hamburguesas congeladas, para tener un producto más familiar y económico”, completa.

La dinámica de la entrega a domicilio es la siguiente: “Para agendar un pedido necesitamos que nos envies nombre completo, número de teléfono de contacto, y dirección en Tandil. Si fuese para entregar a otra persona, nombre de la persona que recibirá el pedido y dedicatoria (opcional). Los pedidos se entregan lunes y viernes de cada semana, entre las 9:00 y las 18.00hs. El horario no se puede acordar, depende del recorrido”, concluye Vioctoria.

Las semanas pasan y la cuarentena no se flexibiliza para los productores de los pueblos. Acaso los que más lejos ven pasar la pandemia, la realidad rural los coloca en un aislamiento natural que es un estilo de vida. Los noticieros muestran ciudades vacías con calles solitarias, la misma postal que ven a diario desde siempre en sus comarcas. Es urgente que aparezcan medidas que flexibilicen y den aire a estas economías familiares que mueven la provincia en su eslabón más fino, pero que aportan calidad y alimentos sanos a la estructura social, sin mencionar el gran atractivo que significan para el turismo.

“Nadie se imaginó esto para nada. Hay que usar el ingenio y ver de qué manera se va acomodando todo esto”, reflexiona Romina desde su almacén y tambo “Cuatro Esquinas”, un punto de encuentro obligado para todos los camioneros y viajeros que pasan por la ruta 74. “Cada productor está tratando de ver la forma de mantenerse, aunque sea en lo mínimo”, concluye.

DÓNDE COMPRAR QUESOS Y CHACINADOS.

1- POSTA PAMPA:

Algunos precios. Se recomiendo consultar:

3- TAMBO CUATRO ESQUINAS:

El COMBO QUESERO trae:
•1 cuña de QUESO MANCHEGO
•1 cuña de QUESO PECORINO Curado
•1 cuña de QUESO FETA
•1 PAN DE CAMPO elaborado con suero de leche de oveja
•1 botella de VINO a elección
( UKO Selection malbec o FINCA LA SOFIA dulce tardío)
•TOTAL: $1350
Pedidos y consultas por WhatsApp al 154379070 o por nuestras redes sociales
•Facebook: Cuatro Esquinas
•Instagram: tamboovino4esquinas

 

3- TAMBO EL BALCÓN DEL ARROYO:

Combos:

2 saborizados + 1 chorizo seco= $ 750 / Sardo por horma entera $ 500 kg / 3 saborizados + 1 chorizo seco= $ 1000 / 1 saborizado + 1 chorizo seco= $ 500 / Cuartirolo a 350 el kg, Pategras 650 el kg y Gruyere 700 el kg. /

 

 

 

 

Por | 2020-04-11T21:36:49+00:00 abril 11th, 2020|ACTUALIDAD, PORTADA, TURISMO RURAL|1 Comentario

One Comment

  1. Julian abril 13, 2020 at 1:01 pm - Reply

    Hola, si difundieran más esto y llegaran a CABA o GBA se cansarían de vender en estos momentos.

    Que armen cajas de quesos y que los ofrezcan, estoy seguro por lo menos yo lo compraría.

    Sldos.

Deje su comentario Cancelar respuesta