Doyle se une para que no le privaticen el servicio de agua potable

///Doyle se une para que no le privaticen el servicio de agua potable

Doyle se une para que no le privaticen el servicio de agua potable

Por Liliana Velázquez (Corresponsal en Doyle)

Doyle es una pequeña localidad rural de aproximadamente 600 habitantes del Partido de San Pedro. Está ubicada a orillas de la ruta provincial 191 y a la altura del km 158 de las vías del ferrocarril Belgrano Cargas. La 191 es también tristemente conocida como la ruta de la muerte por la cantidad de accidentes que ocurren por el pésimo estado en que se encuentra y que les ha costado la vida a muchas personas, entre ellos a varios doylenses.

El publo cuenta con una sola calle pavimentada, o lo que queda de ese pavimento. También tiene un Jardín de Infantes y una escuela primaria y secundaria. Doyle es un pueblito apacible, de gente tranquila y amable, un poco olvidado por todos, institucionalmente hablando.

Hoy nos moviliza el tema de la red de agua potable y un proyecto para su tercerización que se presentó en el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad de San Pedro. Nadie nos consultó y nos enteramos extraoficialmente. Entonces decidimos reunirnos, nos autoconvocamos por medio de nuestra página Noti Doyle, que es nuestro medio de comunicación en la cual compartimos las noticias locales.

En una primera reunión se elaboró un petitorio y se procedió a levantar firmas. En una segunda reunión se le entregó al delegado municipal de Santa Lucía (pueblo distante 7 km.), de cuya delegación dependemos, Luis Caramun para que a su vez se lo entregue al intendente municipal, Cecilio Salazar. El documento llevaba como título «Por la NO PRIVATIZACION DE LA RED DE AGUA POTABLE Y NO INSTALACION DE MEDIDORES»

La gente de Doyle está muy conforme con el servicio de agua y no le encontramos sentido a la tercerización porque la red se encuentra en buen estado.

El delegado adujo en favor del traspaso a la Cooperativa de Agua y Otros Servicios Públicos de Santa Lucía, que se brindaría un mejor servicio ya que ellos tienen personal especializado y en caso de originarse un desperfecto, por ejemplo, la suspensión del servicio, se estaría solucionando en menor tiempo.

No sufrimos demasiados cortes del suministro por desperfectos, la mayoría de los que se producen se deben a cortes de energía eléctrica pero contamos con el tanque comunitario, así que pasan desapercibidos. También se acordó que mediante un pago de tasa municipal,  se destine a un fondo para adquirir elementos en caso de roturas y una persona para que haga el mantenimiento.

La instalación de medidores y el pago de agua de red medida no va a estar al alcance de muchos de los habitantes de este lugar porque no abundan las fuentes de trabajo y la mayoría desempeña tareas rurales temporarias en época de siembra y cosecha o en granjas avícolas.

Doyle lucha por no desaparecer como ha sucedido y sucede con tantos pueblitos rurales. No tenemos sub delegado como en otras gestiones. La Comisión de Fomento brilla por su ausencia y aunque se la ha convocado para que presente informes y en caso de no seguir trabajando, dejen el lugar a los que sí quieren hacerlo no se presentan.

Hace mucho que venimos luchando por tener una sala de primeros auxilios propia y debidamente equipada porque la actual funciona en un lugar prestado, por un médico permanente, una ambulancia y un destacamento policial activo porque para todo dependemos de Santa Lucía. El tiempo que tarda la ambulancia en recorrer los 7 km que separan a ambos pueblos, pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte en algunos casos.

Por | 2019-12-14T11:48:21+00:00 diciembre 14th, 2019|ACTUALIDAD, SOCIEDAD|2 Comentario

2 Comentarios

  1. Teófila Ruiz Kulianos diciembre 15, 2019 at 12:57 pm - Reply

    Bien la vecindad! Con tantas prioridades que atender, a quién se le ocurre cambiar lo que funciona? Ánimos!

    • pulperia diciembre 15, 2019 at 8:07 pm - Reply

      Así es! Los vecinos unidos!

Deje su comentario