La pulpería de Cacho, el corazón del sentir criollo

///La pulpería de Cacho, el corazón del sentir criollo

La pulpería de Cacho, el corazón del sentir criollo

Argentina, cuando recién soñaba con ser un país, ya tenía las puertas abiertas de la Pulpería que un siglo después se llamaría, de Cacho di Catarina. Los años pasados y el polvo que se levantó por el camino real que pasa frente a esta Rosa de los Vientos criolla, han formado un sedimento de silencio y un aroma a felicidad, el tiempo ha caído en las redes de las estanterías y se ha quedado estático.

Botellas con líquidos que no existen en el inventario actual de productos inventados, fotografías de días inolvidables, almanaques que han quedado detenidos en años legendarios, frases con sentencias gauchas, todo esto se puede ver en las paredes de la Pulpería de Cacho, en Mercedes, donde la tradición es un valor que se presenta en el mostrador y en las mesas, que han abrazado al hombre solitario durante los años en donde la soledad se pesaba por siestas y noches interminables.

Con la muerte del legendario pulpero, Cacho di Catarina, la pulpería le ganó al agua indomable del río Luján y hoy continúa siendo la única luz que se ve en la pintoresca avenida 29, en una Mercedes reconocida por sus esquinas gauchas.

Cuando las luces del día de apagan, de jueves a domingo la pulpería abre, también al mediodía. Se hacen peñas y es común que haya espectáculos folclóricos, don Larralde es plato fijo. La oferta gastronómica atrae y resume el alma de esta tierra gaucha. La cocina de la pulpería es típica criolla. De las mejores que se pueden probar en la provincia.

Los pasos son: una picada con queso, bondiola y salame quintero, luego las clásicas y famosas empanadas de Cacho, y luego, una bandeja de carne asada, todos cortes y achuras en su punto exacto de cocción. El asador es un verdadero maestro de los fuegos. Algunos días especiales hay guiso carrero, de lenteja o locro. La atención es otra atracción, impecable. Uno de siente en su casa en esta pulpería patriótica.

Texto: Leandro Vesco / Fotos: Leonardo Natale

Cómo llegar:

Por | 2019-10-16T22:27:52+00:00 octubre 16th, 2019|HISTORIAS, PULPERIAS|0 Comentario

Deje su comentario